Tendencias y realidad del diseño web 2017

Los objetivos y las benditas listas nos salvan (a veces) a la hora de empezar un nuevo año. Pero si estamos en junio, qué hacemos hablando de tendencias 2017? Pues en el terreno del diseño web el calendario no respeta las normas. Por eso, compartimos algunas prácticas y modalidades a implementar en estos tiempos que corren.

De mobile first a only mobile

Nos encontramos en una realidad digital, donde la portabilidad es un aspecto fundamental. Con ella, los dispositivos móviles significan una gran “descanso” para nuestras vidas. En el 2016, el tráfico móvil llegó al 60% del total y continúa creciendo. Este dato representa un cambio radical a la hora de pensar en diseñar un sitio. ¿Por qué? Antes se pensaba en la versión desktop y, luego, su adaptación en mobile. Con el correr del tiempo, fuimos amoldándonos a los cambios de esta época e invertimos la modalidad de trabajo, entendiendo que lo mobile tiene preferencia.

¿Y ahora? Directamente el diseño web está a los pies del diseño móvil. Y es que es allí donde está la gente: yendo a trabajar, esperando en la parada de colectivo, en la sala de espera, ahí, scrolleando para pasar el tiempo o buscando eso que nos interesa.

DEGRADADOS DE COLORES

Los efectos de gradientes del diseño 2.0 volvieron y ahora son una nueva manera divertida de condimentar los layouts, ya sea en fondos, sobre las imágenes u otros elementos (como los botones).

La llegada del flat design y los colores plenos logró que todas las webs se vieran iguales dándole importancia al contenido y eliminando todo lo que no fuera relevante, creando patrones de diseño bastante monótonos. Esta nueva tendencia de degradados ofrece un recurso para dar más personalidad a la web.
¿Qué son las microinteracciones?

 

Cuando nos referimos a interacciones en las redes, hablamos de aquellos vínculos que se trazan entre los usuarios. Ahora, las microinteracciones son esas “huellas” que vamos dejando en internet cada vez que seleccionamos una opción, tocamos botones, damos like, etc.

 

Digamos que se trata de las relaciones entre internet y nosotros. Pero ojo, esto no es una inocente actividad.  Las microinteracciones proporcionan nuestras preferencias a los sitios a favor de la usabilidad, dejando asentadas  nuestras acciones para no tener que volver a cargarlas cuando regresemos. Por eso le pedimos la opinión a los usuarios, le exigimos que reaccione ante los posteos de un blog, que nos cuenten sus preferencias.

Diseños en esqueleto

Otro aspecto que se ha ido desplazando notablemente es la modalidad de los esqueletos en los sitios web. Una página cargando con spinner (la famosa ruedita) es cosa del pasado, en las redes sociales más populares como Facebook y Linkedin ya podemos ver un prospecto de lo que es el sitio al que estamos accediendo. Esto no solo colabora con la ansiedad, también nos otorga un panorama de la estructura del sitio y provoca una experiencia más dinámica.

Los diseños crecen

Si algo aprendimos de las prácticas de diseño es que no debemos enamorarnos de ninguna, pues las reglas cambian constantemente. Así, los módulos horizontales que eran norma ya no son el único camino. La disposición vertical y dividida nació como una alternativa distinta y sirven tanto para home como para landing pages. Estos diseños se ven con grandes espacios negativos y tipografías en negrita. También ofrecen la opción de utilizar más de dos módulos verticales que divide el contenido en múltiples facetas.

Anim-acción

Para el storytelling en la web y sobre todo en redes sociales, el flamante recurso de animar por desplazamiento es la clave para contar parte de nuestra historia. Por otro lado, con los GIFs, memes, debemos asumir que revolucionaron la semántica de internet. Y en las carreras por ofrecer siempre algo distinto aparece el cinemagraph, una imagen donde una pequeña parte se mueve de forma continua, generando un loop animado. Por una cuestión perceptiva, nuestra atención se dirige directamente al movimiento en contraste con el resto de la imagen.

Animaciones y transiciones

A la hora de darse pequeños lujos visuales, se puede pensar en situaciones que están ocultas a primera vista y que se activan tras una interacción del usuario, porque sí, los botones de Call to Action también pueden animarse! Según la función o la forma de utilizar estas transiciones y animaciones en los CTA podemos hacer la diferencia en la experiencia del usuario.
Ya sea como feedback ante una acción realizada, o como transición entre un paso y el siguiente.

 El negocio de la nostalgia nunca muere

Por eso lo retro sigue funcionando. La “retro wave” el neón, la estética gamer ochentosa. Nuestro consejo es que es una técnica que debe usarse con moderación, porque puede acabar atentando contra el diseño. No es casual que a los fanáticos de esta tendencia se los llame “brutalistas”.


Video veo, video quiero

El contenido de video sigue creciendo y es cada vez mayor la gente que demanda material en HD que cuente una historia. El video que se ve en nuestra web puede ser breve y correr en loop, enseñando un producto o un proyecto a gran escala que nos mantenga interesados en seguir investigando.

¿Eso es todo? No, simplemente porque lo que se impone, o comienza a ser tendencia corre a la velocidad de la luz, las cosas vuelan, cambian, y a eso se le suman los valores que desde nuestro lugar podemos sumar. Sigamos creando 🙂

COMPARTIR

Deja un comentario