#ApasionadasID/ Fátima Gutiérrez Martínez: una “curiosa serial” que genera proyectos de inclusión digital

“Siempre tuve claro que la educación y lo social ocuparía una parte importante en mi vida“, dice Fátima F.Gutiérrez Martínez, Co-Fundadora de Semillero Digital, quien accedió a su primer trabajo registrado en la Fundación Forge y hoy trabaja para lograr la inserción laboral de jóvenes en situación de vulnerabilidad social. 

Me considero una curiosa ‘serial’, aunque me cuesta comprender la formación académica tradicional”, dice Fátima, que pasó por varias carreras, como Educación Física, Historia y Comunicación. Le faltan pocas materias para terminar Recursos Humanos, y está culminando la certificación de Coaching Ontológico.

Durante el secundario, tomó una capacitación de inserción laboral en la Fundación Forge, en donde luego consiguió un empleo de calidad. “Soy la primera en mi familia en acceder a un trabajo registrado. Para mí fue esencial, porque me permitió proyectarme; me condujo a un horizonte nuevo y amplió mis posibilidades”, agrega. La educación es un barco que nos permite navegar en un contexto incierto, y veo en ella una manera de devolver la oportunidad que una vez tuve yo. Hacerlo con los que menos recursos tienen para mí es hacer justicia”.

Actualmente sigue trabajando en la Fundación Forge, dedicada al aprendizaje y la inserción laboral de jóvenes económicamente vulnerables en Latinoamérica. Esta ONG se focaliza en el desarrollo de habilidades socioemocionales y digitales clave para los trabajos del futuro y la adaptación a escenarios cambiantes.

Tanto se involucró con el tema que en 2018, junto a Demian Niedfeld, CEO de la agencia de Growth Marketing Ukelele, fundó el proyecto Semillero Digital, una comunidad de profesionales digitales que brindan cursos gratuitos de oficios digitales para chicos y chicas en situación de vulnerabilidad social. Fátima está a cargo de la admisión a los cursos y de la búsqueda de nuevos aliados para que el proyecto crezca. Hay mucho en la forma del ‘hacer’ en el proyecto que está muy alineado a mi ser; todo lo que va sucediendo me genera gran entusiasmo. En Semillero estamos constantemente aprendiendo del otro, es un círculo virtuoso, lo desconocido en compañía no causa tanto miedo. Me gratifica compartir y trabajar con gente que posee esta manera de mirar a las personas desde su potencia. Reafirma mi camino elegido”.

 

En 2019 Semillero inició los primeros cursos formativos en Google Ads y Community Manager, en 3 comunidades de CABA y Provincia de Buenos Aires: Barrio Padre Múgica en Retiro, Barracas y Virreyes. Después del éxito de los cursos presenciales, comenzó la pandemia y el primer semestre de 2020 ofreció, como prueba piloto, un curso online de Operador de Mercado Libre. Se inscribieron muchos jóvenes y en el segundo semestre abrieron 3 cursos. “Con un gran esfuerzo logramos acompañar y acercar el mundo digital a jóvenes, trabajando en equipo y potenciándonos“, afirma con orgullo. “Pudimos transformar la manera en que hacemos nuestros cursos y pudimos estar cerca de jóvenes que apuestan y confían en un futuro mejor”.


A fines de 2020, 66 jóvenes terminaron su formación en plataformas como Tienda Nube, Mercado Libre y en Community Manager, en los barrios 21 24 , Zabaleta, Padre Múgica, Soldati, Bajo Flores, Fátima, Ejército de Los Andes, incluyendo interesados en Santa Fé, Salta y Entre Ríos. “Así como la tecnología nos permite llegar a muchos lugares, sin los recursos necesarios de conexión mínima o dispositivos, nos encontramos con escenarios donde en vez de acercarnos nos aleja. Y es ahí donde tenemos que estar atentos y atentas para no desarrollar una brecha mayor“, advierte.

Tengamos en cuenta que no sólo hay importantes brechas digitales entre los países, sino también dentro del país, que incluyen obstáculos como conectividad insuficiente o lenta, o un alto costo de conexión. De hecho, hacer que toda la población del mundo pueda utilizar Internet, es decir, eliminar la brecha digital, sigue siendo uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (SDG) para 2030.

Para participar en la economía digital se necesita infraestructura y servicios de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) eficientes, así como también capacitación y trabajo en equipo.“Es compromiso y responsabilidad de sectores públicos, privados y del/la joven contribuir en cuidar para que las oportunidades existan, se visibilicen y amplifiquen, para construir una sociedad más equitativa”, acota Fátima.

Como trabajar colaborativamente es parte del ADN Semillera, en 2019, no solamente se sumaron las manos de voluntarios, sino también la pasión, el compromiso y el talento de Javier Canteros, Maira Fabro, Marina Garrido, Lucas Fernandez y Alejandro Klingenfuss para que ese proyecto ideado un año antes, pueda concretarse”, comentó.

En cuanto al futuro y la generación de oportunidades, agrega: “Hay muchísimo camino por recorrer en lo que respecta a la alfabetización digital. No sólo hay que tener la voluntad de abrir puertas laborales a jóvenes sino involucrarse en lo que significa incorporar estos talentos. Para muchos jóvenes éste es su primer empleo en el ámbito digital, y es esencial estar cerca, acompañar, hacer un seguimiento, es un cambio importante y complejo”, concluye.

 


está atado al Contacto Form 7 */ ?>

Contactanos

* Nombre
* Email
Teléfono
Asunto
* Tu mensaje