¿Conocés a tu cliente ideal?

Se trata de un factor clave en la definición de tu estrategia digital.

Construir al Buyer Person de tu marca es un proceso de empatía. Es conocer todo de él y ponerse en sus zapatos, de manera de conocer cuáles son sus necesidades concretas con el objetivo de planificar cómo tu marca va a darle solución. Es indispensable que lo conozcas en profundidad, si buscás resultados concretos en la implementación de tu estrategia de marketing y ventas.

Se trata de la representación semi ficticia de nuestro cliente ideal. ¿Qué información tenés de él? ¿Lo conocés? ¿Sabés cuáles son sus necesidades? ¿Sus hábitos, costumbres, deseos? ¿Y sus intereses? Cuanto más detallada sea la información que puedas proveer, mejores serán los resultados para diseñar tus productos, convertir leads en ventas concretas, enfocar tus contenidos, definir el estilo de comunicación que mantendrás, y toda acción que esté relacionada con la conversión y la fidelización de clientes. 

A diferencia del público objetivo o target que es un concepto más abstracto y selecciona en función de aspectos como el sexo, la edad, el poder adquisitivo, entre otros, el buyer persona define necesidades y obtiene rédito de varios segmentos de público que comparten la misma necesidad.

¿Cuáles son las ventajas de generar tu buyer persona?

  • Ayuda a conocer en profundidad al público (o los públicos) al que te diriges. 
  • Te permite definir con mayor precisión tu estrategia de contenidos, qué estilo aplicar y por qué canales. El buyer person debe incluir el perfil digital para conocer qué redes y canales digitales utiliza con frecuencia, qué blogs lee y qué búsquedas realiza en la web.  
  • Conocés sus dolores (en inglés pains, se refiere a sus necesidades concretas, a sus problemas), brinda información para adecuar nuestros productos y servicios a su medida.
  • Optimiza los recursos de marketing de la compañía. Minimiza los riesgos y brinda mayor certidumbre a la hora de accionar.

Comenzá a crear tu buyer person:

  1. Elaborá un cuestionario que te permita definir con la mayor precisión posible quién es. Entre las preguntas incluí: ¿qué hace, a qué se dedica, en qué rubro, que tipo de empresa, qué cargo tiene? ¿Cuáles son sus principales desafíos? ¿Qué hace en su tiempo libre, cuáles son sus actividades por fuera del trabajo? ¿Tiene algún hobby? ¿Viaja? ¿Ahorra? ¿En qué gasta su dinero?
  2. Incluí detalles personales: edad, si está casado o no, si tiene hijos, cómo se compone su familia, con quién vive, la ciudad de residencia.
  3. Armá su perfil digital: ¿qué redes utiliza? ¿Cuántas horas al día? ¿Qué blogs lee? ¿Se informa a través de canales digitales, como diarios nacionales?
  4. ¿Cómo es un día en su vida? ¿Cuáles son sus puntos de dolor y cómo podemos brindarle una solución?
  5. ¿Cómo compra? ¿On line, ó presencial? ¿Realiza búsquedas antes de realizar una compra? ¿Interactúa por mail, bots, teléfonos para hacer consultas sobre productos?

Te sugerimos realizar esta investigación, anotando las respuestas mayoritarias a medida que recopiles la información de las respuestas que te brindaron tus clientes y potenciales clientes. 

Conocer a tu buyer person, sus gustos e intereses, te acercarán a él cada vez más, y sobre todo a esa persona real que compra (o estaría dispuesto a comprar) tu producto o tu servicio.


Contactanos

* Nombre
* Email
Teléfono
Asunto
* Tu mensaje